Subscribe to Sin Censura Subscribe to Sin Censura's comments

Hoy es martes santo, un amigo me envió un correo y creo que mas en broma que en serio, me preguntó si me había ido a confesar y insinuó que pobrecito del cura que tuviera la suerte de escucharme.

Yo le contesté más en serio que en broma que cada de vez en cuando me confieso, si, aunque ustedes no lo crean yo de vez en cuando me confieso, y me gusta (no hiperventilen ya les voy a contar la historia).

Como es normal en estos pueblos latinoamericanos yo provengo de una familia católica, fui criada como una perfecta niña católica( aunque dice que las católicas somos las más perversas), me bautizaron e hice la primera comunión, pero a medida que iba creciendo me daba pereza eso de confesarme, porque como muchos, pensaba que si a ese señor de túnica también le perdonaron los pecado cuando chuchito lindo murió en la cruz pues entonces él era igual a mí, un pecador mas, y como yo no he servido nunca para los prejuicios, pues ni modo me daba mucha pereza, a medida que fui creciendo mi madre muy preocupada por la salvación de mi alma me insistía en que lo hiciera, hasta en algún momento caí en cuenta que lo que yo hacía tenía que caerle muy mal al jefe, pos yo no lo hacía por convicción lo hacía por hacer feliz a mi mamá, así se lo hice saber a ella y con muy el dolor de su alma lo entendió, pero cada que se acordaba trataba de convencerme ( si, ella sufre ante la posibilidad de no estar con su niña por los siglos de los siglos).

Un día decidí que lo iba a hacer, pero que lo iba a hacer bajo mis reglas, así que desde ese día cada vez que me voy a confesar le digo al cura que hay cosas que yo hago que a los demás no les deben parecer muy buenas, pero como yo no las hago de mala, pues no me arrepiento, y en caso de confesar esas por las que no me arrepiento pues para mi gusto es hipocresía, tons confieso las q de verdad me atormentan que tienen que ver con ese geniecito q a ratos me gasto, y la soberbia y el orgullo y esas que a ratos si me hacen arrepentirme, empiezo a hacerles preguntas de teología, moral y ética, establecemos un conversatorio lo más ameno, porque al fin y al cabo ellos han estudiado esas cosas así que por lo menos en teoría conocen del tema y después chao chao sayonara, es mas desde que hago eso siempre me voy sin penitencia de ningún tipo, siempre me dicen algo así como : “vaya piense y reflexione de sus pecados y lo que hemos hablado” y san se acabo, termino de amiga del cura y por lo menos a mí me gusta.

Claro, mi pobre madre siempre cuando vuelvo tiene una cara de vergüenza con el mundo y me pregunta porque es que me demoro tanto, yo gozo dejándola creer que tiene a la hija más pecadora del mundo.

Mi punto es que la mayoría de nosotros tiene su propia relación con lo que sea que crea, yo creo que hay un Dios, que mi Dios es el mismo de los que están al otro lado del mundo, solo que cada cual lo llama según el idioma que hable, también creo que uno debe creer en algo, aun que en la diosa de las hormigas, pero creer en algo y lo creo porque en algún momento viví sin creer en nada y porque me toco querer a una persona que no creía en nada, ni en nadie, y cuando uno no tiene en creer es un ser insoportable hasta para uno mismo.

Yo no soy una persona muy religiosa, pero trato de ser cada día más espiritual creo que uno debe crecer, evolucionar, ser y vivir feliz , vivir con amor, encontrar el amor, el amor por uno mismo, el amor por los demás, el amor por la vida, creo que la semana santa como semana de reflexión para eso es que debe servir para evaluar si estamos creciendo, si estamos encontrando esa química con la vida, esa chispa que nos permita e inspire a vivir mas y mejor, que al final si uno tiene eso, creo que tiene todo, lo demás son adornos.




3 Responses

  1. #1
    Gabriel S. 

    Es cierto que muchas personas por no tener una figura más clara del Dios de la Biblia tienden a confesar (algunos al cura otros a Dios directamente) solo los pecados “grandes”, pero la verdad es que no hay pecado chiquito delante de Dios. Gritarle a tu herman@ o ver con menosprecio a una persona es igualmente de grave ante Dios que acostarse con un extraño que a penas conoces. Las consecuencias del pecado son otro punto aparte, ahí si comprendemos que no es lo mismo matar a alguien que mentirle a tu mamá por ejemplo. Por eso el tema central del cristianismo desde mi perspectiva y la de muchos es que todos somos pecadores, y por ello separados de Dios, por El tuvo que idear un plan para restaurar el “enlace roto”: Cristo. Para muchos este mensaje de plan de salvación es locura, pero igual muchos seguimos anunciándolo a pesar de que muchas personas no lo entiendan. Saludos amiga, y creeme que con Dios no tienes que ser hipócrita tampoco.

  2. #2
    Sathyr 

    Interesante el post.Yo tambien fui criado a la usansa catolica.Me llevaban a misa, hice la primera comunion, todas esas cosas, k ahora llamo payazadas. Si para mi son payazadas.Son cosas k para mi no llegaron a tener ningun valor espiritual mas k social. Cosas vacias k en mi momento de soledad deje de respetar con tanta inocencia juvenil.Creo k en muchos aspectos la misma sociedad k me acerco al catolicismo, me fue sacando de el. Asi k para mi esa es mi razon de no respetar ni seguir las cosa catolica nunca mas.Sobre el hecho de confesarse, me parece k ud le esta contando sus “pecados” (perversiones personales) a un vulgar reprimido sexual vestido de celibe k no tiene ninguna intension de ver mas alla de lo k implica ser joven u hormonalmente activo, para estos parasitos de la sociedad como los curas, no hay nada mas k el desapruebo de todo cuanto aquello es puramente humano, como lo son los impulsos naturales de la vida.

  3. #3
    P. Vargas 

    “Hago pensar a mi mamá que soy la más pecadora del mundo” a pochita jejeSaludos Tita. Feliz semana!

Leave a Reply

Ir a la barra de herramientas