Subscribe to Sin Censura Subscribe to Sin Censura's comments

El sábado, como todos los sábados me fui a almorzar con mi mejor amiga, y como todos los sábado, nos ostras no sabemos cómo empiezan, ni como terminan.

El caso, es que hablando de muchos y diferentes temas, estábamos con un amigo viendo una película, y las dos, defendíamos el sacrosanto derecho a tener carnitas, para que los hombres puedan agarrar.

Esta mañana que estaba pensando en ese post, también me acordaba de mi misma hace unos años cuando era 3 tallas menos de lo que soy ahora, y viva mortificada porque me sentía gorda, con decirles que durante una época mi cena era té de manzanilla y pepino en rodajas.

Cuando empecé a desprenderme de tantos prejuicios estúpidos entonces me di permiso a comer lo que quería cuando quería, de entender la maravilla que un helado de chocolate puede hacer en un día de tristeza, pero de vez en cuando el fantasma de los miedos se internaba en mi corazón cuando me encontraba o deitiaba con algún ex ( de cualquier rango) y si me hacia algún comentario respecto a mi peso, se me bajaba un toque el ánimo, después lo olvidaba, pero el primer impacto se alcanzaba a producir.

Hasta que un día Guillermo, un pereirano precioso, rubio, ojitos como grises, que trato de encamarme de todas las formas posibles, un día cuando el ya se encontraba resignado, y ya sabía que entre nosotros no iba a pasar nada, me invito a almorzar, y yo empecé a quejarme a decir que tenía que hacer dieta etc,etc,etc y él me derrumbo con un argumento, que sin saberlo él, casi logra que nos encamaramos, pero que hoy lo sigo recordando y me siento súper bien, el me dijo “PERO PARA QUE VAS A HACER DIETA, NO ES QUE TE ESTES ENGORDANDO, ES QUE ESTAS AGARRANDO CUERPO DE MUJER DE VERDAD”

Y creo que ese día deje de pelear con la vida, con la comida, con la naturaleza, el que me ha de querer que me quiera como yo sea, soy consciente que un poco de ejercicio no le hace daño a nadie, por una cuestión de salud, que al final como premio, muestra resultados estéticos, y entiendo también y respeto que hay mujeres que son flacas, por naturaleza, y que tienen un metabolismo envidiable, bien por ellas.

Lo que yo digo, es que nosotras , desde las acuerpadas hasta las gordas tenemos que dejar de preocuparnos, por idioteces, no hay nada más hermoso que el cuerpo de una mujer, yo he aprendido a adorar el mío lleno de señales que muestran que desde chiquitica estoy viviendo la vida, a punta, de caídas, de heroidas y cicatrices, amo mi cuerpo, con sus lunares, algunos demasiado escondidos, otros a la vista, amo este cuerpo, lleno de curvas, algunas muy propias de mi genero, otras muy propias de los privilegios que me doy, como comprar un helado de chocolate y hacerle ojos al heladero para que el chocolate sea doble y sin cobro adicional, amo la sonrisa que hace que tenga una cara de niña buena que nadie me cree, pero que ayuda a llegar, amo la espalda, me parece sexy y esconde todas mis debilidades, amo todo en conjunto, porque se cómo manejarlo para que un hombre después de que me ha tenido en la cama no pueda evitar la tentación de mirarme mientras camino al baño, y para las que hemos vivido/sentido esa mirada cuando es sincera y llena de ganas de volver a empezar sabemos que esa es la verdadera gloria después del orgasmo.

Además está la madre naturaleza, que nos hizo con curvas, con caderas hinchadas, para la hora, en que aquellas que así lo deseen, puedan tener hijos, la naturaleza es sabia y ella sabe porque hace las cosas.

Hombres, quieran a sus mujeres, acéptenlas así, aprovéchenlas así, si tienen a alguna mujer con dosis de autoestima baja, ayuden a subirla, y verán automáticamente como esa mujer se llena de una luz y una belleza única.

Mujeres, no sean webonas, dejen de pensar en lo que sale en televisión, no digo que hay que entregarse al desorden y no cuidarse, está bien, hacer dietas normales de vez en cuando, para una fecha especial, querernos ver lindas, pero es suficiente, salvo esa contadas excepciones las mujeres tenemos todo el derecho a sentirnos mujeres a no tener que preocuparnos, por como parecer sexis, con el solo hecho de nacer con dos tetas, ya llevamos ventaja. Las súper modelos, tienen que pagar un alto precio para lucir esos cuerpos, que además lucen pocos saludables, además de los predecibles problemas gastrointestinales, están la debilidad extrema, caída del cabello, y ni que decir de la palidez, o sea, menos mujer se ve.

Es hora de quererse aceptare y amarse, es hora de comer un helado de chocolate, unas papas fritas, cualquier cosa, pero comerla sin culpas.




5 Responses

  1. #1
    Maroto 

    Muchas mujeres no están gordas, están ¡pasadas de ricas!, y son ellas mismas las que se arman la novela. Además mejor cuando uno sale con alguien que no le da problemas a la hora de comer, jajajaja. Solo traten de mantenerse saludables, y ser siempre simpáticas.

  2. #2
    Lee 

    Tienes mucha razon, se deben aceptar y amar el cuerpo que tienen, ya que ustedes son impresionantes, y la espalda de una mujer es un mar de exquisitos placeres!!!

  3. #3
    Terox 

    Y… esa lucha sí que es tenaz, como dicen en Colombia… como le hace entender eso uno a una niña de 6, 8, 12 años? cuando todo el mundo la empuja a la anorexia…

  4. #4
    Anonymous 

    No porque alguien te diga que no eres bella, vas a dejar de serlo tienes que valorarte a ti primero para que los demás vean eso, y si es cierto a veces los hombres, creen que recordandote todos los dias tu estado pasadito de peso , te ayuda, es más te deprime..

  5. #5
    lucia 

    Soy orgullosamente la gorda más sexy de alajuela, quien lo dice? pues yo! y lo soy porque lo creo y me siento sexy, soy muy saludable, como de todo lo sano que halla y también soy amante de los dulces, no me pongo a pensar porque estoy gorda sin antes decirme soy bella, sana y es lo que importa, no le envidio nada a las modelitos, mas bien me dan mucha pena y lastima como agreden su propio cuerpo, arriba las mujeres sexys de toda talla!

Leave a Reply

Ir a la barra de herramientas