Subscribe to Sin Censura Subscribe to Sin Censura's comments

Vamos por partes, me encantaría aclarar que no andaba muerta, ni mucho menos, y aunque a veces si he andado de parranda esa no es la razón para tenerlos tan abandonados, es que simplemente entre problemas técnicos y personales, eso de madurar y hacerse cargo de la vida propia de la persona de una, e incursionar como empresaria como que roba un poco la inspiración pero aquí vamos, como siempre con la frente en alto.

Aclarado lo importante vamos con lo que generó mi regreso. Encontrábame yo, una fría noche de domingo viendo tele, en esas me dio por ver como se movía Twitter y apareció estas joya: “El que busca lo que no debe, encuentra lo que no quiere, pero si lo que necesita” y eso me recordó una vez mágica y maravillosa donde buscando lo que no se me había perdido, le encontré la quinta pata al gato, cuando el gato a penas tiene cuatro.

Nunca he sido de revisar celulares, me parece horrible y mi amor propio me lo impide, además siempre he pensado que el que me quiera cuerniar que lo haga, si no me doy cuenta bien por él, y si me doy cuenta…pues es parte del riesgo…. Como iba diciendo, no soy de revisar celulares, en especial porque siempre he salido con chicos especiales que nunca me han hecho desconfiar de ese pequeño aparatito y los secretos que puedan ocultar, usualmente los chicos siempre me han dado full acceso a su teléfono, acceso que no he pedido, pero como no hay absolutos en la vida, siempre está la excepción a la regla.

Transcurría una fresca noche de viernes y el que era mi amorcito en ese entonces, estaba jugando fútbol, como estábamos esperando la llamada de su mejor amigo para ir a cenar el me dio su teléfono para que estuviera pendiente de la llamada, pero como yo moría del aburrimiento decidí conectarme a MSN mientras, el teléfono al igual que el dueño era tremendamente complicado, así que de alguna forma mágica, yo termine en la papelera de mensajes de texto, y pensé yo, si están borrados no son importante y que me encontré, que me estaban siendo infiel, pero no era infidelidad de cama, no señoras y señores, era infidelidad emocional, y esa si que me dolió.

Siempre he dicho que la infidelidad material, esa la de los cuerpos sudoroso, es fea pero perdonable en comparación a la infidelidad emocional, cuando hay infidelidad emocional, la pareja se acabo, ya no son los amigos, se acabó la complicidad, se acabó la comunicación, cuando la compinchería y los mas profundos secretos se están compartiendo con otra que no es la pareja oficial, ya no hay nada mas que hablar, literalmente es mejor dejar todo de ese tamaño.

Y es que cuando uno va recorriendo el sendero de los años y va madurando (¡aja!) se da cuenta que esa hablada que se escucha por años de la comunicación y la confianza en pareja, no es basura, es cierto, y es una realidad, algo que se tiene que alimentar toditicos los días, ustedes pueden perfectamente dejar de coger, dan ganas, o pueden coger con otr@ satisfacción física, la emocional quien sabe, pero tener una pareja y comunicarse con otra persona, eso sencillamente no es justificable, al llegar a ese punto sencillamente hay algo tan muerto, que hasta huele a podrido, y es algo que duele tanto que se pierde el respeto futuro y se olvida el respeto pasado.

Consejo del día, traten de recuperar siempre a su pareja, si sienten que la rutina ya los ha atropellado lo suficiente, pues rómpanla, e inicien una nueva rutina, la de comunicación intensa, si sencillamente lo que sienten es que su pareja no los entiende como esa otra persona entonces tan sencillo como que tienen que cambiar de pareja, yo no les digo que TODO tiene que ser compartido con esa persona, pero cuando se piensa mas en la otra persona aún sin sentimientos carnales, están en problemas, porque la fuerza motivacional es muchísimo mas fuerte, cuando algo es solo deseo, una vez consumado muere, pero cuando algo es emocional siempre se quiere mas.

Esto de escribir es bonito, ya casito, vuelvo con la misma intensidad de siempre, además ya casi el territorio sin censura está de aniversario, hay que celebrar.

Este post de vuelta está dedicado al menso que me dijo hace unos meses, que nunca iba a dejar de escribir en sin censura porque soy un perro que come huevos….dedicado a él, por ser otro perro come huevos que nunca me va a dejar de leer.

Ir a la barra de herramientas