Subscribe to Sin Censura Subscribe to Sin Censura's comments

Debo confesarlo, sucumbí a la tentación, me he unido a una nueva moda, claro que de todas las locuras que he hecho en mi vida, creo que esta ha sido la mejor.

Me dio por correr, salgo a correr en las mañanas,  la alarma está puesta a las  5:00 am, me despierto  un ratico antes, una voz interna me dice que  hace mucho  frio, le doy gusto un ratico, pero  finalmente me levanto me visto  y me voy.

Me he ido armando de los mejores insumos para que la experiencia sea divertida, me di cuenta q sin música me aburría, lo resolví, me di cuenta q me molestaba cargar cosas en la mano, lo resolví, me di cuenta q lo mío es la calle, no la banda, no correr en una pista varias veces, así que lo resolví y ahí voy, día a día, con mi música, mis tennis y mis ganas.

Mi playlist es todo un hermoso desastre nada tradicional, es  música tropicalona, así que a veces bailo mientras corro, o corro mientras bailo, en realidad no sé en que orden transcurre, pero sucede, empiezo a mover las caderas   y avanzo, y que rico que es.

Debo confesar que  ha sido un proceso largo,  probé todos los programas que se puedan imaginar  y todos me aburrían, hasta que encontré el que estoy haciendo actualmente y ya después de  10 semanas estoy a punto de terminarlo, así que ahora el reto  será buscar mejorar el tiempo.

Soy poco amiga de hacer propósitos de nuevo año, pero debo confesar que para este año si hice,  y mi propósito  fue correr una carrera,  y dicho  y hecho, casi se me acaba el año, pero  estoy inscrita para este 30 de octubre,  a veces me acuerdo  y siento algo  muy parecido a la taquicardia, pero no importa yo decidí que la termino, aunque me tome  12 horas  y llegue  gateando.

 

Y aunque no  he corrido la primera carrera esta semana he tenido  3 grandes satisfacciones que me hacen sentir una corredora de las de verdad:

  1. Los perros persiguiéndome ladrando y mucho

  2. Un señor en un carro me hizo pulgares arriba con una sonrisa  y mi  favorita  hoy……

  3. Cuando iba subiendo una cuesta  y creí que no lo lograba, me encontré a otro corredor  bajándola, esa sonrisa enorme, como si fuéramos  viejos conocidos, me dio el impulso que necesitaba.

No somos, ni viejos, ni nuevos conocidos, pero si somos colegas, el entendía lo que yo  estaba sintiendo, pensando  esas pequeñas cosas, son las que le imprimen pasión a la vida, las que te llenan de vida.

Yo no sé si ustedes corren o vayan a correr, pero si los invito a encontrar algo que les fullee  el tanque de la  emoción vital.




2 Responses

  1. #1
    Palas 

    Pues éxito!!! A ponerle bonito 🙂 Yo ando en mis búsqueda de una actividad que me guste tanto como el correr… creo que será volver a mis raíces de nadar o jugar baloncesto o fútbol o andar en bici en La Sabana… pero hacer alguito

  2. #2
    tita 

    Mi niña, de verdad busquelo, la recarga de energia y vida lo vale

Leave a Reply

Ir a la barra de herramientas